Eduardo Galeano: La Poesía del Fútbol

Eduardo Galeano: La Poesía del Fútbol

Cada 13 de abril, el mundo recuerda a Eduardo Galeano, el escritor uruguayo que trascendió las fronteras con su pluma aguda y su mirada crítica hacia la realidad social y política de América Latina. Sin embargo, entre sus múltiples legados, resuena con especial fuerza su amor incondicional por el fútbol, plasmado magistralmente en el libro "El fútbol a sol y sombra" de 1995. Este año 2024, que marca el noveno aniversario de su muerte, es imposible no evocar cómo Galeano, a través de sus palabras, logró capturar la esencia misma de este deporte, convirtiéndose en un indispensable cronista de sueños, pasiones y desilusiones que giran en torno al balón.

Galeano veía en el fútbol un reflejo de la vida misma: una mezcla de alegrías y tristezas, injusticias y triunfos, donde cada partido es un microcosmos de emociones humanas. "El fútbol a sol y sombra" no es solo un libro sobre el deporte; es una obra que narra la historia de héroes y villanos, de episodios épicos y tragedias, ofreciendo una visión poética y a la vez crítica de cómo el fútbol se entrelaza con los aspectos sociopolíticos y culturales de nuestras sociedades.

En este aniversario de su muerte, recordamos a Galeano no solo como un escritor y pensador excepcional, sino como alguien que supo ver en el fútbol mucho más que un juego. Lo entendió como un lenguaje universal capaz de expresar lo más profundo del alma humana, de narrar nuestras historias colectivas y de reflejar nuestras luchas y aspiraciones. Su legado en este ámbito nos recuerda que el fútbol, al igual que la literatura, tiene el poder de unirnos, de hacernos soñar y reflexionar sobre quiénes somos y qué queremos ser.

Hoy, al recordar a Eduardo Galeano, celebramos no solo a un gran escritor, sino a un apasionado del fútbol que supo encontrar en este deporte una fuente inagotable de inspiración y humanidad. Su voz sigue viva en cada página que nos invita a ver el fútbol, y la vida, a sol y sombra.

En "Odio el fútbol moderno", queremos recordarlo con diez de sus mejores frases relacionadas con el fútbol:

"En el fútbol, ritual sublimación de la guerra, once hombres de pantalón corto son la espada del barrio, la ciudad o la nación".

"Voy por el mundo sombrero en mano y, en los estadios, suplico: una linda jugadita, por amor de Dios".

"El niño pobre, en general negro o mulato, encuentra en el fútbol la posibilidad de ascenso social, ya que no tiene otro juguete que la pelota, que es la única varita mágica en la que puede creer".

"El fanático es el hincha en el manicomio".

"La red era el encaje de novia para una niña perfecta".

"Cuando el fútbol dejó de ser un juego y el fútbol profesional necesitó una tecnocracia del orden, nació el director técnico en reemplazo del entrenador. (...) Él cree que el fútbol es una ciencia y la cancha, un laboratorio, (...) no solo le exigen la genialidad de Einstein y la sutileza de Freud, sino también la capacidad milagrosa de la Virgen de Lourdes y el aguante de Gandhi".

"La historia del fútbol en el siglo XX es un tránsito entre 2-3-5 hacia 5-4-1".

"La cancha es un embudo y en la boca de éste está el área".

"El gol es el orgasmo del fútbol".

"El fútbol se parece a Dios en la devoción que le tienen muchos creyentes y en la desconfianza que le tienen muchos intelectuales".
Regresar al blog