El Milan de Sacchi: El 5-0 sobre el Real Madrid en 1989

El Milan de Sacchi: El 5-0 sobre el Real Madrid en 1989

"Una victoria sin mérito no es una victoria"

El AC Milan de la era de Arrigo Sacchi es recordado como uno de los equipos más dominantes en la historia del fútbol. Y su camino hacia la gloria europea fue brillante. Fue un viaje marcado por la determinación, la innovación táctica y, sobre todo, el éxito. Así lo recuerda quien escribe estas líneas, con tan solo 8 años en 1989, cautivado por una camiseta con los colores rojo y negro que daba incluso terror: "qué viene el Milan" decían los madridistas de mi cole.

Y es que bajo la dirección de Sacchi, los futbolistas del Milan se adhirieron a una nueva visión del juego, una que enfatizaba la presión alta, la rapidez en la transición y el juego colectivo. Aquel equipo daba auténtico pánico, pero para alcanzar la grandeza necesitaba disputar un gran partido y conquistar Europa.

El club milanés no había ganado la Copa de Europa en dos décadas, y el ambicioso propietario, Silvio Berlusconi, había prometido llevar al equipo a la cima del fútbol mundial. La clave para el éxito estaba en la adquisición de jugadores clave que complementaran la visión del innovador Sacchi. Uno de esos jugadores fue Frank Rijkaard, un centrocampista defensivo que se unió al equipo para fortalecer la organización y cubrir las deficiencias en el juego aéreo. Rijkaard conformó un tridente de ensueño junto a sus compatriotas neerlandeses Ruud Gullit y Marco Van Basten.

El viaje del Milan en la Copa de Europa fue una serie de desafíos y enfrentamientos difíciles. Recordemos que la antigua Copa de Europa solo la disputaban equipos campeones. Después de superar al Vitosha Sofía en los octavos de final, se encontraron con el Estrella Roja de la época, en una eliminatoria tensa que se decidió en los penales. En cuartos de final, derrotaron al campeón alemán, el Werder Bremen, antes de enfrentarse a uno de los mejores equipos del Real Madrid en la historia de la competición. El partido que convertiría al Milan en un grande del fútbol.

19 de abril de 1989 San Siro

Las semifinales de la Copa de Europa de 1989 enfrentaron al AC Milan contra el Real Madrid en una serie de partidos que pasarían a la historia. El Real Madrid, con estrellas como la Quinta del Buitre y Hugo Sánchez, era un rival formidable. En la ida en el Santiago Bernabéu se había empatado a un tanto y todo quedaba abierto para la vuelta en San Siro. Sin embargo, en suelo italiano el Milan demostró su calidad y su superioridad táctica al imponerse de manera impresionante con un resultado de 5-0 en el marcador. 

Tuvo que ser Ancelotti quien abrió la lata de tremendo disparo, y después Gullit, Rijkaard, Van Basten y Donadoni sellaron aquel marcador que reivindicaba el juego del gran Milan de Sacchi. El partido fue una exhibición magistral de fútbol por parte del Milan, que dominó en todos los aspectos del juego. Los goles fluían y la defensa del Real Madrid se veía impotente ante el ataque milanés. Al final, el Milan se convirtió en una apisonadora, no solo derrotando al Real Madrid, sino también asegurando su lugar en la final de la Copa de Europa.

El camino hacia la gloria culminó con el Milan levantando el trofeo de la Copa de Europa, ganando la final en el Camp Nou por un contundente 4-0 sobre el Steaua de Bucarest. Esta victoria no solo consagró al Milan como campeón de Europa, sino que también afirmó su lugar en la historia como uno de los equipos más dominantes de todos los tiempos.

La victoria sobre el Real Madrid en las semifinales de 1989 fue un hito en el viaje del Milan hacia la gloria, un momento que quedó grabado en la memoria de los aficionados de este maravilloso deporte y que sigue siendo recordado como una de las actuaciones más destacadas en la historia del fútbol europeo.

 

 

Regresar al blog