Los colores de Boca

Los colores de Boca

El origen de los colores de Boca Juniors: ¿Un tributo a un barco sueco?


Azul y amarillo, o azul y oro. Así son los colores de la inconfundible camiseta del Club Atlético Boca Juniors, con la que rápidamente asociamos a Diego Maradona, Juan Román Riquelme, Martín Palermo o Carlitos Tévez, algunos de los grandes futbolistas que han vestido los colores del xeneize. En una grada repleta de azul y oro se dio el beso más popular de la historia del fútbol, aquel que se intercambiaron Diego y su amigo Claudio Caniggia. Y es que Boca es pura pasión, lo saben sus socios, propietarios del club, y lo saben los cientos de turistas que acuden a cada partido que se disputa en La Bombonera buscando la foto perfecta para su Instagram con los colores de Boca de fondo. No importa el rival, no importará el resultado, lo importante es ver a Boca.

Boca Juniors, uno de los clubes más emblemáticos y exitosos del fútbol argentino y sudamericano, siendo el club que más finales de Copas Libertadores ha disputado y el segundo (tras Independiente) que más veces ha levantado el trofeo de campeón de Sudamérica. Además de sus logros en la cancha, esa combinación de colores, con la franja en amarillo, lo hacen único en el mundo. A veces, lo han imitado, nos viene a la cabeza la final de UEFA del Alavés o el recién fundado AFC Wimbledon. ¿De dónde vienen esos colores?

Según la historia oficial del club, recogida en su libro "Boca, el libro del Xentenario" de 2004, la decisión de adoptar los colores azul y amarillo se atribuye a Juan Rafael Brichetto, quien fue presidente de Boca entre 1906-1907 y 1908-1913. Se dice que Brichetto tomó esta decisión el 5 de abril de 1907, después de que un barco con la bandera de Suecia atracara en el puerto de Buenos Aires unos días antes. Se cuenta que este barco, llamado "Princessan Ingeborg", fue el primer buque en pasar por el puerto en ese momento, cuando Boca buscaba colores después de perder los antiguos en un partido contra un club con el que coincidía el uniforme (se dice que fue el Nottingham de Almagro, se dice que fue Racing, pero no hay constancia de dicho partido).

La teoría sugiere que Brichetto quedó impresionado por los colores de la bandera sueca y decidió adoptarlos para el uniforme de Boca Juniors.

A lo largo de los años, esta historia ha sido motivo de debate entre los aficionados y los historiadores del fútbol, y aunque no hay pruebas concluyentes, sigue siendo parte del folclore y la tradición del club. También hay controversia en los colores utilizados antes del azul y oro. Boca vistió en sus orígenes de blanco con bastones negros, y tuvo otra equipación azul celeste, pero existen teorías que aseguran que Boca vistió también de rosa.

Independientemente de su origen, los colores azul y amarillo se han convertido en un símbolo de identidad para Boca Juniors. Los continua vistiendo en la actualidad, ya sea Adidas o Nike, con Vinos Maravilla o Parmalat. Esos colores representan la pasión, la historia y el legado del club, y continúan siendo venerados por millones de fanáticos en todo el mundo.
Regresar al blog