Más moral que el Alcoyano

Más moral que el Alcoyano

Si alguno de vosotros conocéis a algún alcoyano, sabréis de qué estirpe está hecha la gente de este municipio alicantino. Gente muy genuina. Alcoi es el lugar precursor de las aceitunas rellenas de anchoa, donde se celebran las fiestas de "moros i cristians", donde puedes comer "pelailles", un buen plato de olla, la pericana o ponerte del revés con el café licor. Alcoy, además, es música, y es Ovidi Montllor, Camilo Sesto o Francisco y, por supuesto, historia de nuestro fútbol.


Durante cuatro temporadas militó el Club Deportivo Alcoyano en Primera División, y dejó para el recuerdo la frase "más moral que el Alcoyano". El carácter de sus jugadores, como el de su gente, hizo que salieran a jugar cada partido de tú a tú contra el rival que fuera, sin pensar en las diferencias. Salía a jugar tanto en el Bernabéu como en el Collao (precioso campo con preciosa tribuna) sin complejos; esto hizo que un periodista del diario Información de Alicante hiciera popular la mencionada frase en sus crónicas. Aunque otras fuentes indican que la frase nació por las protestas de los jugadores cuando en un partido contra el Espanyol protestaron airadamente que el árbitro no añadiera tiempo suplementario cuando el resultado era de 5-0 en contra del Alcoyano.

Fundado en 1929, el club vive en estos días uno de los momentos más controvertidos de su larga historia. A pesar de estar consolidado en la categoría de Primera Federación, existe la posibilidad de que venda su plaza a La Nucía, recién descendido a Tercera Federación. Un golpe muy duro para su afición y una de esas artimañas que tanto acostumbra a hacerse en el fútbol moderno. Los ascensos se deberían conseguir en el terreno de juego; ojalá no haya más compra-ventas de plazas.

Regresar al blog