Rivaldo, no apto para el fútbol

Rivaldo, no apto para el fútbol

Rivaldo, uno de los mejores futbolistas que han pasado por la Liga, creció en un ambiente duro y muy pobre en las favelas de Pernambuco, teniendo que buscarse la vida como fuera. Sufrió de malnutrición y tenía un cuerpo descompensado, con las piernas arqueadas, lo que llevó a muchos a pensar que no era apto para el fútbol. Sin embargo, Rivaldo llegó a convertirse en uno de los mejores futbolistas del mundo.

Poseía una zurda de oro, una zancada imponente y una gran cantidad de recursos técnicos impresionantes. Llegó a la Liga para jugar en el Deportivo de la Coruña en la temporada 96/97, procedente del Palmeiras, y no tardó en demostrar su valía. Su magia y sus 21 goles en 41 partidos llamaron la atención del Barcelona, que abonó los 4.000 millones de su cláusula de rescisión al verano siguiente. Dejó una gran cantidad de golazos y jugadas memorables en su etapa en España. Era un futbolista completo, capaz de marcar desde cualquier parte del campo, realizar jugadas individuales o deleitar al público con chilenas, caños, rabonas o con sus magistrales lanzamientos de tiro libre.

Contribuyó a ganar dos Ligas y una Copa con el Barcelona, y nos regaló una chilena que los culés celebraron tanto como un título. Fue galardonado con el Balón de Oro en 1999 y fue campeón del mundo con Brasil en 2002, año en el que ficharía por el Milan. Su rendimiento en Italia no fue el esperado y al año siguiente regresó a Brasil para jugar en el Cruzeiro. Pasó por Grecia, jugando en el Olympiakos y el AEK de Atenas. Luego, por Uzbekistán, Angola y regresaría a Brasil, jugando todavía en el Sao Paulo y el Sao Caetano.

Quien no era considerado apto para el fútbol debido a problemas con sus rodillas se retiró en 2013, con más de 40 años. Se le recuerda por su juego alegre, artístico e intenso, así como por su pasión por el deporte. ¿Se le recuerda a Rivaldo realmente como se merece?

Regresar al blog